sábado, 4 de febrero de 2012

Más que mucho, creeme.

¿Sabes esa sensación, la de las mariposas en el estómago? Dicen que la provoca el amor, los nervios. Yo me inclino más por la primera. Porque la siento cada vez que te acercas por detrás y me besas el cuello, apartándome lentamente el pelo. La siento cuando suena el timbre y se que eres tú, cuando te acercas a mi para besarme. La siento cuando mientras me besas me empujas suavemente sobre la cama. Cuando puedo sentir tu cuerpo ardiendo sobre el mío, acariciándome, besándome y queriendome. La siento cada vez que pienso que eres mio y que va a ser así durante mucho tiempo. La siento cada vez que un te quiero sale de tu boca. Y se que tu la sientes, veo mi reflejo en tus ojos color avellana, noto tu sonrisa mientras me besas. Puedo sentir tu corazón acelerándose cuando te beso con la misma pasión con la que tu me besas a mí.
Puedo sentirlas, puedo sentirte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario